Kike y Alf

Alfredo Mendoza.- Hace poco  me propusieron que escribiera algo referente a cómo se fraguó la relación del Futbolchapas y el Pub la ruina de Moratalaz, allá por los orígenes de este juego que ahora nos une. Mi primera reacción tengo que decir que no fue positiva al respecto, porque no poseo el don de la locuacidad del que hacen alarde otros compañeros y sin embargo amigos de este mundo loco que hemos creado, pero dándole vueltas y vueltas en la cabeza me vinieron tantos recuerdos y situaciones que creo que merece la pena que lo intente y quede constancia escrita de esas situaciones vividas. Por eso pido perdón de antemano a todos los lectores por mi atrevimiento y arrogancia para con las artes escritas de la red internauta.

Lo primero en que pensé fue en “La Cueva”. Sí, en “La Cueva” y en las sensaciones que  allí se vivieron. Para los que no lo sepan, La Cueva es como fue bautizado el primer local donde empezamos a jugar al fútbolchapas ya va para unos cuantos años. Recuerdo que quedé con Kike y Peto, mis compañeros de viaje en las chapas desde los orígenes, una tarde de sábado un pelín incómoda por la hora para comenzar un viaje al “más allá” de aquella calle recóndita del barrio de Carabanchel. Y digo “más allá” porque la primera sensación que tuvimos después de dar unas cuantas vueltas con un gps de páginas del callejero de Madrid es que esto estaba a “tomar por culo”.Luego qué decir de lo que se vivió allí en esa primera jornada de chapas oficial que no se haya escrito antes? Mi primer partido fue contra Peto (encima!!!) bajo la luz de un par de bombillas alimentadas por una batería de coche con cruces de miradas de circunstancias con unos hombres desconocidos por mí hasta esa fecha. (umm… me parece un relato gay, tengo que cambiar el estilo…) Gané a Peto (sí!!! gané yo!!!) en la primera pausa de partidos nos reunimos el trío a intercambiar opiniones.

Conclusiones que sacamos: “no hay bares cerca” (Kike) y “esto está a tomar por culo” (unánime). Si queremos seguir jugando a las chapas hay que tomar las riendas, porque si no vamos a durar en esto lo que le dura un tercio de Mahou fresquito a Kike una tarde de verano de viernes después de currar…De camino a Moratalaz pensamos: “y si se lo decimos a Txema y Sergio, los dueños y sin embargo amigos de La Ruina?” tienen espacio abajo del pub y les puede interesar, ya que serían 25 tíos que algo van a consumir seguro. Ellos estuvieron de acuerdo, sobre todo en lo de consumir.Objetivo cumplido: cervezas jugando a las chapas y al lado de casa!!! Qué más se puede pedir?Y así empezó la relación sentimental Ruina-chapas, una relación de amor cuyo fruto más relevante me atrevo a decir es el actual fútbolchapas, ya que se dio un salto de calidad importante para seguir adelante y llegar hasta el momento actual.

Ese mismo año se celebró el primer open de Madrid en la misma puerta del local, donde sacamos una barra a la calle y sembramos la zona comercial conocida como “la lonja de Moratalaz” de campos de fútbolchapas. A modo de anécdota recuerdo que en este open se celebró la primera tanda de penaltys “oficial” en cuartos de final, y que planteó la primera gran duda sobre el reglamento “Lopera”. Yo tuve el honor de jugarla contra el amigo Arturo, y después de 12 penaltys creo decidimos jugarnos la victoria a cara o cruz, que perdí, obviamente. Y él ganó hasta el torneo el jodío…Y llegó el verano. La ilusión y ganas de la primera temporada de chapas en Madrid llegó a su fin. Había sido una experiencia inigualable, pero necesitábamos darnos a conocer y reclutar más y más adeptos. Mucha gente se había interesado por el fútbolchapas en este primer año, pero necesitaba probarse en esto de alguna forma y volver a recordar sus tiempos mozos.Y fue cuando nos planteamos hacer un torneo de verano, a modo de pretemporada futbolística para todo aquel que quisiera integrarse con nosotros… Y había que buscarle un nombre… Y una noche de calor y cervezas nos reunimos por primera vez el consejo de administración ruinero: ¿el torneo de verano de fútbol más prestigioso? elTeresa Herrera, por supuesto… “¿Ruina Herrera? No, no pega…” “¿Teresa Ruina? Mejor, mucho mejor…” Y así es como le pusimos el nombre al niño. 7 añitos duró, hasta que dejó dejugarse hace 2 veranos porque cambiaron de negocio el local. Cómo pasa eltiempo… snif.

El primer torneo fue un éxito de crítica y público. Una campaña publicitaria con folletos en el barrio, en el bar y la web, por supuesto, ayudó bastante. Nos vimos desbordados ante tanta gente. Éramos tantos como en el open. Muchas caras nuevas y muchas explicaciones de cómo se juega a esto… Creo recordar, si la memoria no me falla, unos cuantos que empezaron a jugar de nuevo a las chapas gracias al Teresa Ruina a lo largo de los años. Un tal Pedro Callado me suena, Oskar, Richar y todo su elenco de familiares y amigos, Balles, Miguelo… y muchos más que me gustaría lo manifestaran de alguna manera para hacer un histórico para los que les gustan las estadísticas.Jugamos con las reglas oficiales y el objetivo se cumplió: éramos muchos más para empezar al año siguiente. Tantos que se planteó la segunda división. El problema era que el espacio no daba para más, y teníamos que ampliar el horario del bar también los domingos

. Esto ya empezaba a ser un problema para los dueños, que tenían que abrir para nosotros 2 días ya a horarios no previstos para un pub de copas (las 17 h), pero se llevó a cabo gracias a Dios y la segunda división debutó en el fútbolchapas.El resto creo que ya todos lo conocéis: el niño siguió creciendo y creciendo en estos años y no tuvo más remedio que volar del nido y hacerse mayor. Pero todos los años hasta el 2009 regresaba con nostalgia para volver a revivir sus orígenes y sus tiempos mozos. Cartel edición Teresa Ruina Y retornaba mínimo 2 veces al año: con el Teresa Ruina veraniego y el también ya clásico torneo de “El Almendro” de Juancar, que siempre volvía a casa por Navidad. Esta mayoría de edad del fútbolchapas afectó al planteamiento original del Teresa Ruina, que era la captación de nuevas caras, ya que el niño se llevó sus cosas de casa y sólo dejó 4 campos. Desde el 2006 hasta el 2009 el torneo se celebró por invitación personal del consejo ruinero, lo que hace que el número de jugadores fuera limitado muy a nuestro pesar.

Cartel última edición "Teresa Ruina"

Una cosa a reseñar muy importante: cuando nos planteamos llevarlo a cabo siempre quisimos darle nuestro sello personal, que consiste en no olvidar nunca el carácter-lúdico festivo del juego de las chapas, que hacía que cuando eras pequeño te pasaras horas y horas tirado en el suelo o en la alfombra de tu casa. Por eso elaboramos en un segundo consejo de administración, ya de pie y degustando, una serie de reglas que fueran simples, sencillas de comprender y que favorecieran la introducción al juego de cualquier neófito en materia chapística. Esas reglas, que son en el fondo como jugábamos de niños cada uno en su barrio, han sido y serán nuestra principal seña de identidad como torneo y han hecho que el Teresa Ruina sea tan querido por todos. Son la base del reglamento infantil actual de la lfc y consisten, para explicarlo rápidamente, en simular de la manera más real posible el fútbol de campo de hierba y pasiones desenfrenadas en un tablero de madera y moqueta: sólo se reestructura en los goles y faltas directa, se permiten todos los pases que seas capaz dedar con cualquier chapa…, no hay chapa voladora… etc. Es decir, se premia el gol y la diversión por encima de todo, incluso de la propia competición.

Sobre la competición en sí deciros que como buen torneo amistoso que se precie, siempre estaba amañado el sorteo para que el equipo organizador llegara cuanto menos a la final. El comité organizador analizaba los jugadores de cada año y decidía como se van a encuadrar según nuestro criterio particular para favorecer a los anfitriones. Y esto ha sido así de toda la vida en los torneos amistosos de fútbol y seguirá siendo, o es que el Depor y el Madrid se enfrentan en semifinales del Teresa Herrera? No!!! juegan con el Colo-Colochileno y el Vitoria de Guimaraes portugués. Por que? pues para que lleguen a la final quienes tienen que llegar a la final, es decir, el organizador y elMadrid!!!

Esta fórmula se vio fielmente reflejada en nuestro palmarés que, quitando el año 2004 que lo ganó Kike, ninguno de los organizadores lo volvió a ganar. De hecho yo no he llegado ni a jugar semifinales en los 7 años de existencia que tuvo el torneo. Será que por el camino tuve alguna pájara? Es una cuestión a analizar seriamente…

Mención especial merecen los carteles del torneo: el primer año creo que hicimos unos folletos explicativos y poco más, pero a medida que se fue arraigando la versión desenfadada de jugar, el cartel fue derivando a lo mismo. Pedí colaboración a mi compañero de trabajo y sin embargo amigo “el Bekam” para la realización del diseño del 2º torneo, ya que con el photoshop yo empezaba a hacer mis pinitos yno era muy ducho todavía. Le puso tanto amor e interés el chaval a ese cartel mítico que marcó un antes y un después, que fue desde siempre el diseñador oficial del torneo, y creo que se fue superando año a año. Agradezco públicamente desde aquí todo el tiempo que ha dedicado en estos años para nuestro posterior regocijo lascivo.

¿Anécdotas? Pues muchas y buenas. Creo que todavía Richar está esperando la placa que le reconoce su subcampeonato un año, ya que no dio tiempo a serigrafiar las copas, o el año que Juanjo quedó 2º bastante perjudicado de cervezas, o la final de “peso” que se pudo ver entre Kike y Peto, o los trofeos de los primeros años, que fueron botellas de alcohol de 40º…

Ahh!!! se me olvidaba la mejor de todas: en La Ruina se llevó a cabo la tanda de penaltys mas famosa de la historia chapística, que elevó al Olimpo de las chapas a nuestro querido Lopera y que hace poco tuve la ocasión de volver a ver y que siempre, siempre, siempre, me hará llorar de la risa…

Bueno, espero que lo hayáis disfrutado y lo disfrutéis tanto como yo. Espero que muy pronto podamos volver a organizar este tipo de torneos, y si es posible, con gente de fuera de Madrid. Y recordar siempre, como me decía mi padre: “Nunca olvides, por muchas cosas que te pasen a lo largo de tu vida, de donde vienes y cual es tu origen…”

Nos vemos en los
bares ¡!!

2 opiniones en “Reportaje: “La Ruina” cuna del fútbolchapas

  1. Que buena La Ruina!! y que recuerdos narrados!!
    Ayer estuvimos en la cena de Fin de Temporada del club de Madrid y despues de la zona en el Valhalla estuvimos en lo que era La Ruina. Que sigue siendo un pub pero mas moderno.
    Fue un gran salto de calidad del zulo de Aluche a poner los 8 campos en La Ruina.
    Una errata: Pedro Callado jugó la primera temporada de Madrid, perdio en la promocion ante Manu o Fernando, y por lo tanto descendió a la segunda programada y en el torneo de Repesca donde subieron directos a primera Richar y un Ajiva, el perdio en los penalties con Migue.

    1. Precisamente Kike lo estuvo contando ayer en la cena de la amistad, grandes recuerdos los de la riuna, sin duda el futbolchapas no sería lo mismo sin la ruina, por cierto el próximo año se cumple el décimo aniversario de ese mágico primer año.

Comentarios cerrados.